ambar.png
 

Ambar

El ámbar es una resina vegetal que proviene de los árboles, específicamente de la especie Pinus Succinifera, y lleva miles de años que se fosilice adecuadamente. Se cree que algunos Ambares se originaron en el período Terciario, lo que significa que las piedras pueden tener incluso 50 millones de años.

Los colores del ámbar varían, aunque se comercializan mayoritariamente en colores amarillos y naranjas.

Una de las principales propiedades del ámbar es su efecto analgésico en los niños, actuando principalmente en la etapa de dentición, ayudando a transitar la molestias de la salida de los dientes, babeo y bruxismo. También es una piedra muy poderosa para fortalecer el sistema inmunológico y limpiar el organismo. Absorbe las energías negativas transformandolas en positivas.

Es un potente antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres tóxicos y las alteraciones del ritmo cardíaco también.

El ámbar del mar báltico, contiene las mayores cantidades de ácido succínico (hasta 8%).  Dado que la mayoría de las propiedades del ámbar se le atribuyen al ácido succínico, el ámbar proveniente de la región báltica es el más valorado.  

Astrológicamente, el ámbar es la piedra de Leo.