¿Qué son los chakras?

Los Chakras son centros energéticos presentes en diferentes partes de nuestro cuerpo y son los responsables de elevar nuestra frecuencia vibratoria. Cada uno cumple una función y está vinculado a diferentes aspectos emocionales, mentales y físicos, Por lo tanto, su armonía y equilibrio es fundamental para el bienestar de nuestro cuerpo y mente. Si uno o varios chakras se encuentran bloqueados, podemos experimentar dolores, padecer enfermedades, tener sensaciones de angustia, depresión. enojo o estrés. En cambio, si están equilibrados mejorará nuestro estado de ánimo, nos sentiremos en armonía con nosotras mismas y en sintonía con nuestro entorno. 

¿Por qué se bloquean los chakras? Puede suceder por varias razones: malos hábitos alimenticios, miedos, angustias fuertes, estrés diario, desconexión con nuestro ser, etc. 

Existen 7 chakras principales, cada uno asociado a un color y un funcionamiento vital. 

Primer chakra, Muladhara o chakra raíz. Color rojo. 

Se encuentra en la base de la columna vertebral, está conectado con el elemento Tierra y con lo material. Cuando está equilibrado nos proporciona sensación de seguridad y estabilidad, y cuando está bloqueado sentimientos de desarraigo, culpa y distracción. 

En el plano físico, se vincula con la base del sacro, las piernas, los pies y el aparato digestivo. 

¿Qué piedras armonizan el chakra raíz? Piedras marrones, rojas, grises y negras. 

Cuarzo ahumado: Es una piedra de protección que aporta luz a la oscuridad. Favorece a mantenernos presentes y trabajar la evasión. Se utiliza para canalizar y arraigar la energía del universo al plano físico. 

La turmalina: Es excelente para desbloquear cualquier chakra aunque mayormente se utiliza para trabajar el primer chakra. Es una piedra altamente protectora porque absorbe y neutraliza energías densas  como la ira, el odio, la envidia y el miedo (propias y ajenas); y las dirige a la tierra para ser transmutadas. 

Segundo Chakra, Svadhisthana o chakra sacral o sexual. Color naranja. 

Se encuentra por debajo del ombligo y está conectado con el elemento agua, las emociones, la sexualidad, el placer y la creatividad. Cuando está equilibrado nos brinda la posibilidad de una sexualidad plena y libre de culpa, el fluir, el cambio y nuevas experiencias de vida. Cuando está bloqueado se traduce en depresión, problemas con adicciones, represión, impotencia o frigidez, desórdenes alimenticios. En el plano físico se vincula con el sistema urinario, riñones, órganos sexuales, sistema reproductivo y caderas. 

¿Qué piedras armonizan el chakra sacral? Piedras naranjas y color miel. 

Calcita naranja: Nos pone en contacto con el gran caudal creativo que todas poseemos. Ayuda a la toma de decisiones para cambios, y favorece la acción. Nos facilita la conexión de las emociones con el intelecto. 

Cornalina: Desbloquea las energías creativas estancadas e impulsa el entusiasmo, alegría y vitalidad. Trabaja las habilidades para relacionarse y activa la energía sexual. Es útil para sanar lo vinculado a los órganos sexuales y reproductores. 

Piedra de la luna adularia o arcoiris: Está relacionada con la energía femenina y ayuda a conectar con los ciclos y ritmos de nuestro cuerpo y entorno. Aclara la mente y facilita el trabajo meditativo. Es beneficiosa para todos las etapas de la mujer: síndrome premenstrual, la menstruación, la concepción, el embarazo, el parto, la lactancia y la menopausia.

Tercer Chakra, Manipura o chakra del plexo solar. Color amarillo.

Se encuentra unos tres dedos por encima del ombligo, sobre el estómago. Está conectado con el elemento fuego y se relaciona con la motivación, capacidad de acción y autodisciplina. Representa el “poder personal” y el ego. Cuando está equilibrado tenemos autoconfianza, nos resulta fácil tomar decisiones y establecer nuestros límites y necesidades personales en relación a los demás. Si se encuentra bloqueado, podemos sufrir bloqueo mental, nerviosismo, inseguridades e insatisfacción, inferioridad o exceso de ego. A nivel físico se relaciona con el páncreas o vesícula, úlceras, acidez, falta de memoria o fatiga crónica. 

¿Qué piedras armonizan el chakra del plexo solar? Piedras doradas, marrón con dorado, miel. 

Citrino: Ayuda a manifestar nuestro poder personal siendo guiadas por nuestra esencia, y fomenta la confianza en nosotras mismas. Favorece la motivación y nos acompaña en negocios, emprendimientos y proyectos. 

Ámbar: El ámbar fomenta la visión positiva de la vida, baja los niveles de estrés y promueve la vitalidad. Nos impulsa a conseguir nuestros propósitos y deseos. 

Cuarto Chakra, Anahata o el chakra corazón. Color verde.

Se encuentra en el centro del pecho y está conectado con el elemento aire. Está completamente vinculado al corazón y con la capacidad de amar: compasión, perdón, aceptación, amor propio, familia, pareja y armonía. Cuando está equilibrado nos sentimos conectadas con nosotras mismas y nos relacionamos de forma sana, fuimos en energía del amor. Por lo contrario, cuando se encuentra bloqueado, podemos sufrir de depresión y soledad, y atraemos relaciones tóxicas y dañinas. En el plano físico, se relaciona con el hígado y los sistemas cardiovascular, respiratorio e inmunológico. 

¿Qué piedras armonizan el chakra del chakra corazón? Piedras rosas, magentas y verdes. 

Amazonita: Potencia la comunicación amorosa, es la piedra de la expresión directa y sincera de cariño. Alivia los traumas emocionales, y calma la preocupación y el miedo. 

Cuarzo rosa: Nos conecta con el amor hacia nosotras mismas y el amor universal. Es una piedra sanadora del corazón. Facilita el perdón y la autoaceptación. 

Esmeralda: Estimula nuestras vibraciones positivas y eleva el aura. Favorece el amor, la amistad y la unión. 

Quinto Chakra, Vishuddha o chakra garganta. Color azul. 

Se encuentra en la zona de la laringe a la altura de la garganta y está conectado con el éter. Se asocia con la comunicación y es el centro de poder de la expresión y la palabra. También representa la creatividad, la sabiduría y la organización. Cuando se encuentra en armonía nos beneficiamos con energía de escucha y expresión en todos sus aspectos, nos percibimos alegres y sinceras con nosotras mismas. Cuando está bloqueado, experimentamos cambios de ánimo, hiperactividad, dificultades para comunicarnos con otros y no nos expresamos por miedo a tener problemas.  A nivel físico está vinculado a la garganta, cuerdas vocales, boca, oídos y pulmones. 

¿Cómo armonizar el chakra garganta? 

Minerales: piedras azules y celestes. 

Aguamarina o ágata azul: Representan la alegría y la dulzura. Ayudan con la expresión de emociones y la claridad mental. 

Sexto Chakra, Ajna o chakra del tercer ojo. Color índigo. 

Se encuentra en la zona del entrecejo y está conectado con el elemento luz. Representa la intuición, la visualización y la introspección. Invita a conectar con la mente superior y otras formas de consciencia. Cuando está equilibrado nos beneficiamos con la sabiduría y tenemos comprensión de la realidad, capacidad de concentración y conexión con la intuición. Por lo contrario cuando se encuentra bloqueado, sufrimos desórdenes de sueño, deficiencias de aprendizaje, falta de concentración e intuición. En el plano físico, se relaciona con el sistema nervioso y endocrino, cabeza, glándula pineal, cerebro, nariz y oídos. 

¿Cómo armonizar el chakra del tercero ojo? 

Minerales: piedras lilas, violetas, azules oscuras, índigo o transparentes. 

Amatista: Es la piedra de la transmutación y espiritualidad. Aporta calma y relajación, siendo de mucha ayuda en procesos meditativos. Conecta los cuerpos físico, mental y emocional con el espiritual. Ayuda a atravesar procesos de estrés e insomnio. 

Séptimo Chakra, Sahasrara o chakra corona. Color violeta. 

Se encuentra en la coronilla de la cabeza y es la conexión con la espiritualidad, con la energía del Universo. Está completamente conectado con la luz interior. Aunque generalmente se asocie al color violeta, también puede serlo blanco, ya que su vibración energética es la más alta, cubriendo todos los colores existentes. Cuando se encuentra en armonía, atravesamos un despertar espiritual y una conexión con el momento presente. En cambio, su mal funcionamiento puede darnos estrés, insomnio, desconexión, rigidez en las creencias, expansión de ego y necesidad de dominación. 

A nivel físico se vincula con la cabeza, el cerebro, enfermedades mentales, depresión. 

¿Cómo armonizar el chakra corona? 

Minerales: piedras doradas, violetas o transparentes. 

Cuarzo blanco: Es el mineral de sanación por excelencia y nos ayuda en el proceso de conexión con nuestra propia luz. Nos otorgará purificación, limpieza y armonía.

 

¡Puedes comenzar conectando con tus chakras con nuestro kit de piedras!

¿Cómo limpiar y cargar energéticamente el kit de piedras? 

Recomendamos limpiar siempre antes de usarlo por primera vez y luego al finalizar cada meditación. La limpieza quita toda carga energética presente en las piedras. Sugerimos colocar las piedras debajo del agua corriente, secarlas y dejarlas reposar en una maceta con tierra a la luz del sol o de la luna llena.  

¿Cómo hacer una armonización con cristales? 

Una manera de armonizar nuestra energía con el kit 7 chakras es ubicar el cristal en la zona del cuerpo que corresponde a cada chakra y realizar una meditación, respirar la energía de las gemas y llenarnos de su tranquilidad; intentar liberarnos de pensamientos cotidianos y cuando nuestra mente nos lleve a ellos, concentrarnos en la respiración.