piedradelsol.png
 

Piedra del Sol

La piedra del sol actúa como armonizadora de todos los órganos del cuerpo. Es útil para el sistema nervioso y para tratar dolores de garganta crónicos y úlceras de estómago. Ayuda con los desórdenes afectivos y la depresión. Otorga energía física en momentos de tensión, fatiga o enfermedad y aumenta la energía sexual. Aporta luz y limpieza en todos los chakras.

En la mayoría de las piedras del sol se produce un efecto óptico llamado “aventurascencia”, causado por dos minerales (Goethita y Hematita) que refractan la luz en la diferentes capas de la piedra. Esto genera un precioso brillo metálico que puede ser de colores anaranjados, dorados o marrones.  

Astrológicamente, la piedra del sol es la piedra de Leo.